Sin City, la adaptación perfecta

Publicado: 27 junio, 2010 de Axel Börsch en Acción, Cómic, Cine, Thriller
Etiquetas:, ,

Si hay algo que odio en esta vida es descubrir un cómic tan genial como Sin City a través de su adaptación al cine, hace que te sientas imbécil por estar tanto tiempo ignorando tal obra de arte.Y si, eso es lo que exactamente sentí después de quedarme maravillado tras ver la película de Rodríguez y Miller (y Tarantino de director invitado), lo cual no me impidió correr a la tienda de cómics más cercana a comprarme todos los tomos que mi humilde economía podía permitir.

Recomendada por un amigo demasiado entusiasta, empecé a ver la película con un tanto de desgana pese al reparto de lujo, pensando que se trataría de otra película de acción a granel. Nada más empezar me dí cuenta de varios elementos que hacían esta película diferente a las demás y que me hicieron presagiar algo bueno, muy muy bueno.

El primer elemento que llamó mi atención, como no, fue la estética. El auténtico estandarte del filme (y del cómic), con ese perfecto abanico de grises que tiñen armónicamente cada fotograma, armonía solo rota, y de forma totalmente justificada, con algún elemento colorido al que se le quería dar cierto énfasis, como por ejemplo, unos labios o la carrocería de un coche. Además, algunas escenas parecen literalmente extraídas del cómic para ser insertadas en el metraje.

Otro elemento que me fue gustando cada vez más a medida que pasaban los minutos, es la forma en la que estaba narrada la acción, siempre desde el punto de vista del protagonista. Una narrativa con una clase tremenda y unos diálogos dinámicos e ingeniosos como ellos solos, por mucho que a veces pudiesen pecar de frases un tanto peliculeras y típicas.

El grandioso reparto hace gala de fundamentos, con las actuaciones de Bruce Willis, Benicio del Toro, Clive OwenJessica Alba, Elijah Wood y un rescatado Mickey Rourke, entre otros. Y la verdad es que leyendo el cómic  nos damos cuenta de que los personajes han sido literalmente “copiados y pegados”  y realmente da la impresión de que los dibujos han cobrado vida en pantalla. Cabe destacar la actuación de un Mickey Rourke pletórico, que encarna al gigante y monstruoso Marv, que se ve envuelto en una espiral de muerte y venganza tras ser culpado del crimen de la única mujer que le ha dado algo parecido al amor. Aunque Willis y Owen no se quedan atrás y acaban de remachar una actuación redonda.

Como ya he dicho, después de ver la película, me fui directamente a mi tienda de cómics  para hacerme con algún tomo. Si la película era tan buena, el cómic debía ser una auténtica gozada para los sentidos. Después de leer “Ese cobarde Bastardo” (la historia de Marv y Goldie) me dí cuenta de que la regla general “Cualquier película basada en cómic no llega a la suela de los zapatos del original” no se podía aplicar en este caso, y su lectura no hizo otra cosa que elevar al cubo el amor que ya tenía por la cinta.

Cuesta distinguir original y adaptación

Pero dejemos de lado el cine y centrémonos un poco más en las viñetas de Frank Miller.

El cómic cuenta con 8 tomos (en la película se narran solo 4) en los cuales no se sigue ningún hilo argumental, tan solo se narran diferentes historias que ocurren en una misma ciudad, Basin City, y casi siempre en la misma linea temporal. De forma que podemos ver entrecruzadas algunas de ellas, en los lugares más frecuentados de la ciudad, como el sórdido garito de Kadie’s y en otros menos frecuentados como la Vieja Granja de la famila Roark, aunque casi nunca llegan a suponer un gran cambio en la historia propia de cada personaje.

Con la representación de pocos elementos podemos ver la escena como si estuviese perfectamente iluminada

El estilo gráfico que se gasta Miller en esta obra es de una calidad inconmensurable, rescató el blanco y negro que no se veía desde hace tiempo (estamos hablando de una obra del 91) con algunas pinceladas de color en momentos puntuales en los que se quiere dar importancia a algún elemento del escenario. Un dibujo que juega magistralmente con las sombras donde, con un par de pinceladas colocadas estratégicamente, logra hacer ver al lector todo un mundo.

Sin City, pese a las diferentes críticas, en las que se ha dicho que Frank Miller usa siempre el mismo canon para la mayoría de las secuelas de la saga (y para que os voy a engañar, tienen toda la razón) es uno de los cómics imprescindibles para cualquier amante de este mundillo y cuyo film es, sin duda alguna, una de las mejores adaptaciones de cómic jamás llevadas al cine.

Anuncios
comentarios
  1. Dr.Hell dice:

    Genial post!! Desgraciadamente Sin City fue mi primer comic, digo desgraciadamente porque los que le siguieron no estaban a la altura. Empezé muy fuerte xD
    Muy buen análisis de la película y cómic y no podría estar más de acuerdo.
    Un saludo.

  2. Reisor dice:

    Yo tengo los comics y la peli XD Aun asi me molan los comics mil veces mas.

  3. Will Saez dice:

    Jajaja una crítica a lo “Turia”, eh?

    Muy buen artículo, totalmente cierto.

  4. […] City 0 No es la primera vez que hablo de la saga más conocida de Miller, y hasta ahora siempre he hablado bien de ella, hasta ahora. Y es que hoy no vengo a ensalzar la figura de Frank Miller ni la de su saga, más […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s