Antes de nada quería comentaros que el título que tenía pensado para este artículo iba a ser “3D Sucks“, pero no quería ser tan radical, y además he empezado a replantearme algunos aspectos de esta tecnología, así que he preferido un título más comercial y políticamente correcto.

Efectivamente, hoy he ido a ver “Linterna Verde” en 3D, pero mi alma de cinéfilo y crítico empedernido me obliga a hablar un poco de la película antes de ponerme a analizar más detalladamente la evolución del 3D hasta hoy.

A pesar de las malas críticas que le están dando a mi no me ha disgustado, como sí hicieron otros títulos de superhéroes, véase “Iron Man“, “Hulk“, “Daredevil“… En fin, la lista es larga. Pero esta película al menos es entretenida, y diferente, ya que sigue una estructura argumental bastante atípica y que va por libre.

A este guión para pasar el rato le acompañan unos efectos especiales espectaculares y unos actores correctos, destacando (por su “guapura”) a Blake Lively. El poder del personaje interpretado por Ryan Reynolds es realmente interesante.

Suficiente, ahora vayamos al meollo de la cuestión. Por cierto, el “meollo” también es la masa de tejido nervioso que se encuentra en el interior del cráneo. Interesante.

¿Realmente es el 3D la tecnología del futuro? ¿Algo esencial y positivo para ver películas? Recuerdo que cuando fui a ver “Avatar” me decepcionó profundamente, y también lo hizo la película, que me pareció una basura. Siempre cuento que meses antes de desperdiciar mi dinero viendo a esos bichos deformes de color azul fui a la “Ciudad de las Artes y las Ciencias” de Valencia y nos metieron en un cuartucho diminuto en el que vimos un corto de animación de 3D que no tenía nada que envidiar a la tecnología empleada en la producción de James Cameron. Lo que quiero decir con esto es que de tecnología innovadora “Avatar” no tenía nada, era tan cutre como aquel corto tan raro.

Creo que desde que vi la peli del señor Cameron no había vuelto a ver nada en 3D, y hoy cuando lo he vuelto a hacer con “Green Lantern” me he llevado una grata sorpresa. La tecnología empleada en “Avatar” para mi gusto no destacaba, yo la recuerdo como que había pocas escenas en 3D, debe ser mi memoria, pero el tema es que en la película de Martin Campbell impacta con mucha más fuerza, y desde luego con una definición mayor que me han llevado a valorar más positivamente estas tres dimensiones.

Las empresas dan por hecho que el 3D es el futuro, porque no paran de fabricarse televisiones con esta tecnología, con las que hay que estar con las gafitas puestas en tu propia casa, y otras nuevas en las que las gafas ya no hacen ni falta. También se fabrican consolas con 3D (Nintendo 3DS) y móviles capaces de grabar y hacer fotos en 3D. Parece imposible detener su avance, supongo que hasta que los primeros adictos a esta tecnología se queden ciegos.

Me gustaría ser benévolo con esto, y de hecho lo estoy siendo, pero esto no es el progreso del cine, no como lo fue el cine sonoro en su día. Y mucho menos si te cobran suplemento de 2,5 Euros por el 3D y 1 Euro por las gafas de empollón. Al menos parece ser que ya te dejan quedarte las gafas, o igual es que ya no hay vigilancia y confían en que las dejes en su sitio. En cualquier caso yo me las he llevado a casa y no las pienso devolver. Que se jo***.

Anuncios
comentarios
  1. Axel Börsch dice:

    Pues hubiese molado mucho más el título de “3D Sucks”, aunque yo también hice lo mismo en el artículo donde tocaba el mismo tema:

    http://jocososindahouse.com/2010/07/04/el-3d/

    Quería ponerle “Me cago en el 3D” pero al final me rajé.

    Concuerda totalmente contigo, el 3D como anécdota, no como futuro. Y ahí es donde se plantean cambios en el cine “parecidos” como el paso de blanco y negro a color, pero este tipo de cambios me parece que son cosas inherentes en la naturaleza, el 3D, no lo es.

  2. Completamente de acuerdo, el 3D es una moda de ahora y la gente se acabará cansando, porque es verlo una o dos veces y toda la poca gracia que tiene se pierde. Además con las gafas se hace muy incómodo ver la película, la imagen se oscurece y si no te pones en las filas de en medio se aprecia bastante mal el efecto.
    Pero es verdad que cuando fuimos a ver Green Lantern tuvimos la sensación que el 3D podría estar bastante bien aprovechado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s