Hoy toca hablar de historia del cine, pero de la más moderna, de la que apasiona a la chavalada de hoy en día. Y qué mejor manera de hablar de cine moderno que explicar los díficiles inicios de un director innovador, Quentin Tarantino.

La vida de este realizador de Tennessee no ha sido un camino de rosas. Cuando era muy pequeño se mudó con su madre a Los Ángeles, donde cogió esa afición suya por el cine freak y casposo. Tras dejar los estudios a los 17 se tuvo que buscar la vida, y pasó por varios trabajos hasta llegar años después a trabajar en el videoclub “Video Archives“. Y allí fue donde empezó todo, ese local fue un lugar en el que se vivía por y para el cine, y en el que Tarantino avivó su pasión por el séptimo arte juntándose con visionarios como él.

Pero en lo que vamos a centrarnos en este artículo va a ser en su primer proyecto cinematográfico, un proyecto muy accidentado y que poca gente conoce: “My Best Friend’s Birthday“. La idea original de este largometraje era de su amigo Craig Hamann, pero Tarantino le ayudó y juntos ampliaron el guión. A mediados de los años 80 empezó la grabación en 16mm con un presupuesto muy limitado y en blanco y negro. Pero al finalizar esa película de casi 70 minutos se quemó en un incendio, quedando tan sólo unos 35 minutos de su metraje.

Este ahora cortometraje trataba de un tipo al que le deja su novia, y un amigo suyo quiere darle un gran regalo de cumpleaños pagándole los servicios de una chica alegre, lo que comúnmente conocemos como una puta de toda la vida. Realmente es una película curiosa, que vale la pena ver porque forma parte del comienzo de un grande, pero como valor artístico tiene más bien poco, ya que son trozos inconexos del metraje. Eso sí, la jocosidad de la interpretación del propio Quentin se goza bastante.

El director fue listo y decidió vender la idea del guión a los magnates del cine, ya que él necesitaba recaudar dinero para la que está considerada como su primera película, “Reservoir Dogs“, así que supuestamente también les vendió el guión de “Natural Born Killers“, dirigida por Oliver Stone.

El guión de “My Best Friend’s Birthday” fue modificado por la industria del cine, para acabar convertido en la cinta de culto “True Romance” (Amor a quemarropa). Estaba producida por la Warner, con un presupuesto de más de doce millones de dólares, presupuesto que sirvió en este año 1.993 para contar con rostros muy conocidos, como Brad Pitt, Dennis Hopper, Gary Oldman, Val Kilmer, Samuel L. Jackson o el “soprano” James Gandolfini.

Con todos estos elementos y doblando la duración del metraje original del largometraje se consiguió una exitosa película repleta de violencia, humor, acción y romance. La trama verdaderamente gira en torno a un caso de tráfico de drogas a tres puntas, pero lo que realmente destaca en este film son sus dos protagonistas, unos excelentes Christian Slater y Patricia Arquette, con una química increíble entre ellos. Desgraciadamente una de las cosas que convierte a esta película en un producto entretenido sin mayores aspiraciones es la elección de un director para mí de segunda fila, Tony Scott.

Lo que recuerdas después de la película es la interpretación de la pareja protagonista y la genial aunque repetitiva música de Hans Zimmer. Lo cual es una pena, porque seguro que a Tarantino le hubiese gustado que su primer guión fuese elevado a la categoría de obra maestra. Afortunadamente este peculiar director ya tiene suficiente independencia y puede crear sus propias grandes obras. Esperemos que este pequeño homenaje que le he dado aquí sí que sea de su agrado.

Anuncios
comentarios
  1. plared dice:

    Le sigo prefieriendo cuando se dedica hacer cine con mayusculas como en jackie brown…Saludos

  2. Axel Börsch dice:

    Vale, tengo que hacerme el ciclo Tarantino pero ya. Y aunque no sea la mejor ¿Donde se puede encontrar dicha película Sir Will?

  3. Will Saez dice:

    Claro, plared, pero es que tenía que sacar dinero de algún sitio para hacer luego buenas películas jaja Gracias por comentar.

    Cual, Axel? My Best Friend’s Birthday está creo en Youtube dividida en unas cuantas partes y subtitulado. Yo me la bajé en su día de Megaupload, supongo que de PelisYonkis.

    Amor a quemarropa tiene que estar también en PelículasYonkis, para ver online o descarga.

  4. Solamente diré que el colega Tarantino, a pesar de ser un incomprendido, en mi opinión es brutal. “Reservoir Dogs” me gustó bastante, no sólo por la película en sí, que ya dejaba ver lo que iba a ser Tarantino, sino porque a raíz de esa película tengo otra concepción sobre los colores primarios jajajaja Pero sin duda alguna, la que me conquistó fue “Pulp Fiction”, sin palabras. Y luego, entra en escena el sadismo en estado puro: Kill Bill, otra Tarantanada, acojonante, ¿ o me vais a negar que cuando Uma Thurman se carga a medio Japón en el mejor pub que hay en el país, no se os pone cara de Comodo en Gladiator? (Sí, sabéis que cara digo) jajajaja

    Un saludo

  5. dessjuest dice:

    Reservoir Dogs me gustó y Malditos Bastardos, que creo que es la última, me ha encantado, de hecho es la última peli que he visto que me ha parecido un peliculón.

    Feliz año a todos.

  6. elGazapo dice:

    Reblogged this on elGazapo and commented:
    Pocos somos los que hemos visto el “peculiar” comienzo de Quentin Tarantino, con “El cumpleaños de mi mejor amigo”. Única película, por cierto, que no tiene dos palabras en su título, suponemos que porque no dejó de ser más que una primera prueba de su habilidad detrás de las cámaras.
    Compartimos el artículo de “Jocosos in da house”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s