En efecto amig@s, estamos de vuelta. Debéis perdonar nuestra ausencia de varios meses, pero como adictos a las series que somos, debíamos mostrar nuestro rechazo a las decisiones que se han tomado respecto al mundo serial en Internet. Así pues, hemos decidido volver a la brecha y seguir con nuestras habituales críticas, al margen de las políticas represivas lideradas por nuestro famoso antagonista, el copyright.

En esta ocasión no voy a hablaros de ninguna serie, sino que por primera vez me voy a estrenar en el campo cinematográfico. Este hecho insólito se debe a que se está rodando una nueva película de Astérix y Obélix, cuyo título provisional es “Dios salve Bretaña”, que se basa en dos de los cómics de René Goscinny y Albert Uderzo: “Astérix en Bretaña” (1966) y “Astérix y los Normandos” (1967). Esta vez, los dos héroes galos cruzarán el Canal de la Mancha para salvar a Anticlímax, primo de Astérix, de los romanos.

La dirección de la película está a cargo de Laurent Tirard, y el guión corre a cuenta del propio Tirard y de Grégoire Vigneron. En cuanto a los actores, el reparto cuenta con figuras de la talla de Fabrice Luchini como Julio César, Vincent Lacoste, Jean Rochefort, Dany Boon, Tristán Ulloa y Catherine Deneuve; reservando los papeles protagonistas a Gerard Depardieu, quien una vez más interpretará al repartidor de menhires Obélix, y a Edouar Baer, quien hará de Astérix.

En lo referente a este personaje, diremos que nos resulta muy jocoso el hecho de que hayan utilizado ya a tres actores diferentes para dar vida al personaje de Astérix; pues no olvidemos que en la primera y segunda entrega (“Astérix y Obélix contra César” y “Astérix y Cleopatra” respectivamente) fue Christian Clavier quien encarnó al héroe galo, entregando el relevo a Corvis Cornillac en la tercera entrega, “Astérix en los Juegos Olímpicos”.
Esto no sólo es algo que descoloca al espectador, sino que es una pérdida de credibilidad respecto a las adaptaciones cinematográficas del célebre cómic, y lo digo con conocimiento de causa, pues el que suscribe es un fiel seguidor de las aventuras de la aldea de irreductibles galos.

Viendo las anteriores adaptaciones cinematográficas que se han hecho del cómic, solamente nos resta tocar madera, como se suele decir, pues el resultado conseguido no es que sea muy halagüeño. Cuando en 1999 se anunció el rodaje de la primera película, todos los seguidores de Astérix se mostraron optimistas y recompensados, pues muchos consideraban que ya tardaba en aparecer un Astérix de carne y hueso. Mas cuánta sería su sorpresa al ver el destrozo que habían hecho nuestros colegas de la PATHÉ.

Para empezar, no se habían basado en ningún episodio concreto de los que componen la obra de Astérix, sino que habían hecho una mezcla de todos y de ninguno, aunque coge elementos de varios de ellos, así, por ejemplo, el secuestro de Panorámix recuerda a la obra prima “Astérix el Galo“, la aparición del “adivino” Prólix es un homenaje a “El adivino“, (1972) y el personaje de Falbalá es tomado de “Astérix Legionario” (1967). Esto, junto a la sublime caracterización de los personajes y de los escenarios, hicieron que el filme aprobara, aunque no con matrícula de honor como esperaban muchos.

Lo que significó el inicio de las andaduras de Astérix en la gran pantalla no significó el inicio de su éxito, pues la adaptación que se hizo del cómic “Astérix y Cleopatra” (2002) dista mucho de ser meritoria de un algún elogio. De ella sólo se puede decir que sigue fielmente el guión del cómic, y que aquel espectador que se ríe con ella es, casi seguro, porque es conocedor de la aventura gráfica, pues todas las bromas que se introducen en la película resultan, cuanto menos, innecesarias y completamente prescindibles. Hay que decir que la película únicamente recibió elogios en Francia, pero no podía ser menos, puesto que estamos hablando de su héroe nacional.

Si esta segunda entrega defraudó, qué voy a deciros de la tercera, “Astérix en los Juegos Olímpicos” (2008). Esta es, con diferencia, la peor película de la saga, teniendo varios motivos para ser merecedora de este título. En primer lugar, como ya hemos dicho, cambiaron al actor que interpretaba a Astérix,  cambio que no convenció a los seguidores, pues eso sí que hay que reconocerlo, el mejor Astérix ha sido Christian Clavier. En segundo lugar, la película defraudó porque la gente se creía que iba a seguir el guión de la aventura homónima de 1968, pero no, únicamente la trama principal es igual; y en cuanto a Astérix y Obélix, parecen ser personajes secundarios en lugar de principales, pues se le otorga más importancia a otras tramas mucho menos interesantes, creedme.

A pesar de todo esto, se sigue apostando por conseguir una buena adaptación cinematográfica de Astérix (aunque para ello no han dudado en parodiar el incidente que protagonizó Gerard Depardieu orinándose en el avión), y un servidor espera que sea esta la definitiva, pues no me gustaría que se desvirtúe el cómic de Astérix sólo porque unas personas ineptas no han sabido hacer bien su trabajo y no han hecho una buena adaptación con el exquisito material del que disponen, nada más y nada menos que 34 historietas, que destacan por la excelsa combinación de texto y dibujos. Historietas que demuestran que estamos ante un cómic que es mucho más que un cómic, valga la redundancia, algo que se ve, por ejemplo, en las bromas que hacen los autores basándose en los estereotipos culturales latentes en Europa, o las reminiscencias del mundo celta que se ven en dicho cómic….Como se puede ver, son elementos que podrían perfectamente ser analizados en un artículo, pero eso ya es otra historia….

Anuncios
comentarios
  1. jUAN dice:

    CHRISTIAN CLAVIER el mejor Atérix. Sin duda alguna. Se le echa de menos, pues la última interpretación de Astérix dista mucho del papel que protagonizaba Christian Clavier tan exisitamente en las dos primeras entregas. Grandísimo actor.

  2. Axel Börsch dice:

    Buen artículo Sir George y no tenía ni idea de que había otra peli en desarrollo. Coincido contigo en que lo del cambio de actor desmerece mucho la película y sin duda Christian Clavier es el mejor Astérix.

    La primera peli no era muy allá, pero en la segunda discrepo, porque la verdad es que está bastante bien y lo de que solo tuviese aceptación en Francia puede ser debido al idioma, porque yo he visto ambas versiones y no te puedes imaginar los estragos que causa el cambio de idioma y la mala traducción.

  3. Gracias por sus comentarios señores. Tiene razón el sr. Axel, pues aunque queramos negarlo, en la mayoría de los casos existe una diferencia abismal entre la calidad de cualquier película original y la adaptación a nuestro idioma. Me viene a la mente la frase que decía el colega Luis Piedrahita, aquello de “el español es loable, lo hable quien lo hable”. Ya vemos que no es así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s